Escocia en Moto parte 1: El inicio del viaje hacia el Norte

5
(1)

Madrid – Bilbao – Ferry

Día 1: Madrid – Muskiz (Bilbao) – 495Km

PYa va llegando el momento de empezar nuestro viaje a Escocia. Hemos preparado el equipaje que va en las dos maletas laterales y el top case de nuestra V-Strom 650 y aunque a algunos les pueda parecer mentira llevamos de todo. Llevamos camisetas, pantalones vaqueros, unos pantalones de treking, chanclas, mudas, chuvasquero, 3 forros polares para mí y 1 para Antonio (talla XXL) , toallas (este año hemos apostado por unas toallas ultra ligeras que ocupan lo que un par de calcetines: una pasada), latas de comida (por si acaso la comida escocesa

no nos convence), botiquín, trajes de agua y un  montón de cosas más que se olvidan. Aunque no ha sido fácil al final hemos podido llevar de todo después de un buen trabajo de Tetris. A mí me sorprendió lo que dieron de sí las maletas de la moto.

Ha llegado el momento de empezar el viaje que llevamos planeando tantos meses.
En esta ocasion repetiamos los mismos que en el viaje a Italia del 2007. Javi y Ana con una Triumph Tiger 900 y Nosotros, Noemi y Antonio con nuestra infatigable Suzuki V-Strom 650.
La noche anterior decidimos madrugar bastante, estabamos a primeros de Agosto y en plena ola de calor, esto con los trajes de cordura no se lleva mu bien. Los trajes de cordura son muy aconsejables en este viaje, ya que esperamos que en Inglaterra llueva.

Al final no ha hecho nada de calor, casi al contrario en la zona de Somosierra hemos pasado un poco de frío pero bueno se aguanta bien. Hemos aprovechado nuestro paso por la sierra para parar a hacer el caché de Vamos a Misa, que encontramos sin ninguna dificultad. Después de una pequeña parada hemos seguido nuestro viaje.

Una vez pasado Somosierra el paisaje se vuelve más llano y las temperaturas se recuperaron un poco, esta parte del viaje hasta Burgos es bastante aburrida en moto, ya que es todo autovía. Por suerte, al llegar a Burgos cogimos la N-1 que nos dio un poco de tregua hasta Miranda de Ebro. Este tramo de nacional tiene bastantes curvas abiertas y la única pega es la cantidad de camiones y trailers que la recorren. Después de pasar el puerto de la Brújula hicimos otra pequeña parada para descansar y estirar un poco las piernas,. En la localidad de Monasterio de Rodilla encontramos un pequeño bar de carretera donde nos repusimos con un desayuno. Cuando volvimos a las motos, nos encontramos con un inglés que estaba muy interesado en la moto de Javi, ya sabéis…como era de su tierra Estuvo un rato hablando con Noe en inglés, para que fuese practicando, y nos contó que el tenía una moto como la de Javi, que había estado en España y ahora volvía a Inglaterra en el Ferry de Bilbao, vaya casualidad. Nos despedimos de él y continuamos el viaje ya que pretendíamos comer en Bilbao y se nos echaba el tiempo encima.

Desde Miranda tenemos otro pequeño tramo de autovia hasta Vitoria, pero como aqui el paisaje ya va cambiando y lo vemos todo mas verde se hace mas llevadero. En seguida una vez llegamos a Vitoria fuimos por la N-622 que nos lleva hasta Bilbao por una carretera de curvas bien asfaltada.

En Bilbao, por un fallo de Antonio acabamos pasando por el centro de la ciudad, pasando por el Guggenheim y las principales avenidas. Como es Domingo y mediodia se circula bien por alli.

Por fin llegamos a Muskiz (Bilbao) y nos dirijimos al hotel rural que tenemos reservado, Labeondo. Está genial, las habitaciones están muy bien decoradas y todo está perfectamente limpio. Después de descargar las motos y de quitarnos los trajes fuimos a ver si encontramos un sitio donde nos den de comer, estábamos hambrientos. Los dueños fueron muy amables y nos recomendaron un par de sitios a los que podíamos ir: uno barato y otro un poco más caro.

Después de descansar un rato hemos decidido acercarnos al caché La defensa de El Abra; en este lugar a comienzos de marzo de 1937 hubo una batalla Naval de la Guerra Civil. Las fuerzas navales rebeldes se hallaban desplegadas por todo el Cantábrico, bloqueando la costa, con el fin de interceptar la prevista llegada a puertos republicanos de dos mercantes vascos. Uno era el Mar Cantábrico que venía de Veracruz (México) con un importante cargamento de armas. El otro era el Galdames que iba a salir de Bayona para Bilbao con 173 pasajeros. Me ha encantado la zona, aunque la única pega que le puedo poner es que muy cerca hay una refinería de petróleo, pero los bunker y los cañones que aquí se encuentran están en perfecto estado. Tras aparcar en el waypoint que se recomienda como parking tuvimos que andar unos 3 km cuesta arriba para llegar al lugar de batalla, que no nos decepcionó en absoluto, muy al contrario nos dejó impresionados. Estuvimos investigando un rato, paseando entre los cañones, recorriendo los pasadizos que unen unos bunker con otros… Todos disfrutamos mucho este caché, y recomiendo a la gente que se acerque a Bilbao que aproveche la oportunidad y le dedique un rato a este lugar.

 

Ya cansados después de la jornada de moto que habíamos tenido y del paseo hasta la zona de El Abra volvimos donde habíamos aparcado nuestras motos y volvimos a la casa rural.

Día 2: Puerto de Santurce – Viaje en Ferry 

A la mañana siguiente nos levantamos pronto para ir a comprar algunas cosas para el viaje en Ferry: algo para las comidas y la cena, chucherías, chocolatinas… después de comprar volvimos a la casa rural, recogimos nuestras cosas, pagamos y nos despedimos de los dueños que se portaron fenomenal con nosotros. Nos dirigimos al puerto de Santurce, aunque antes paramos en una gasolinera a llenar los depósitos ya que sabemos que la gasolina en Inglaterra es más cara que aquí. Pensábamos que, como el año pasado, nos tocaría esperar un buen rato al sol en el puerto hasta que pudiésemos embarcar, pero nos llevamos una grata sorpresa. En cuanto llegamos al puerto tuvimos que esperar un poco hasta alcanzar un control del ferry donde nos entregaron los billetes de embarque y nos indicaron la línea en la que debíamos esperar. Nada más alcanzar el principio de esta línea nos hicieron señas para que fuésemos al ferry y entrásemos, así que fue todo rapídisimo. Dentro del barco, en el parking, un hombre nos daba indicaciones en inglés tranquila y educadamente, nada que ver con lo del año pasado en Italia.El personal de P&O esperó pacientemente para atar las motos hasta que terminamos de coger las cosas que necesitábamos para el trayecto hasta Inglaterra, les pedíamos disculpas por la tardanza y como respuesta recibimos una sonrisa. Una vez que comprobamos que la moto estaba perfectamente sujeta nos dirigimos al mostrador donde nos dieron la llave de nuestro de camarote. Esto cada vez era más real, aunque seguíamos sin creernos que nos íbamos a Escocia.

P1060418

Nos dirigmos al camarote para dejar todas las cosas que llevábamos y poder cambiarnos de ropa. El camarote es un poco más pequeño que el del año anterior y el ferry es un poco más antiguo, pero está mejor equipado, tiene de todo: cines, casino, restaurantes, tiendas, cafeterías, incluso tiene un ajedrez “gigante” en la cubierta superior para que los pasajeros puedan pasar el rato jugando… Una vez que estuvimos preparados decidimos salir a cubierta para ver como zarpaba el ferry. La gente ya estaba en la cubierta superior tomando el sol, no habían perdido el tiempo. No ha pasado mucho tiempo y ya no se ve tierra por ningún lado. Lo único que se puede hacer es dar vueltas por el barco, curiosear en las tiendas, dormir… El tiempo se hace un poco largo pero bueno hemos tenido un aliciente y es que hemos tenido la posibilidad de ver ballenas y delfines cerca del ferry. El capitán avisaba por megafonía cada vez que había alguno de estos animales cerca y la gente se avalanzaba hacia el lado que indicaba el capitán con la esperanza de poder hacer una foto. Yo os dejo aquí la única foto que pudimos hacer, y aunque no lo creáis son dos ballenas. A los delfines fue imposible fotografiarles

 

 

Ahora sí que empezamos a sentir que estamos en Inglaterra. En el ferry todo se rige por la hora inglesa, en todos los establecimientos se paga en libras y todo el personal habla inglés (incluso los que son españoles).

Todos los articulos de este viaje:
Escocia en Moto parte 1: El inicio del viaje hacia el norte
Escocia en Moto parte 2: A traves de Inglaterra hasta Edimburgo
Escocia en Moto parte 3: De St Andrews a las Highland
Escocia en Moto parte 4: Isla de Skye y Lago Ness
Escocia en Moto parte 5: Applecross – Stonehean – Madrid

Track para GPS(formato GPX):

Descargar

¿Te ha gustado?

Pulsa en las estrellas para valorarlo!

Media 5 / 5. Numero de votos: 1

Sin valoraciones! Se el primero en valorar esta entrada.

¿Te ha gustado?

Siguenos!

Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

Ayúdanos a mejorar!

Cuéntanos cómo podemos mejorar esta publicación

Anterior

Siguiente

Trackbacks/Pingbacks

  1. Escocia en Moto parte 4: Isla de Skye y el Lago Ness - [...] los articulos de este viaje: Escocia en Moto parte 1: El inicio del viaje hacia el norte Escocia en…
  2. @paloma90051423 - ttp:/t.co/qzfsvdrdow ttp:/t.co/rcgvikikqb

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies