Hasta Cabo Norte en una Furgoneta CAMPER eléctrica

5
(2)

Frank Eusterholz de la isla de Samsø ha realizado un viaje en camper poco común. Decidió ir hasta Cabo Norte pero en una camper eléctrica.

Eusterholz  tenía el sueño de subir hasta Cabo Norte con su padre en una furgoneta camper, aunque desafortunadamente su padre finalmente no le pudo acompañar por problemas de salud, pero él siguió adelante con su idea. Además siendo un fan de la movilidad eléctrica, pensó que tenía que hacerlo en una furgoneta puramente eléctrica, ya que “cualquiera puede hacerlo en un diésel al fin y al cabo”, dice Eusterholz. “Y probablemente ahora soy la primera persona que ha estado en el Cabo Norte con una furgoneta / autocaravana eléctrica”, dijo después del viaje con un orgullo justificado.

Para el viaje escogió una VW e-Crafter y con el fin de que hubiera algunas comodidades más la equipó con un kit ‘Living Box’ de una empresa llamada PlugVan en Berlín.

El viaje

Debido al coronavirus, el viaje tuvo un comienzo algo accidentado. Como resultado de las restricciones de viaje y el cambio de trabajo, el viaje tuvo que retrasarse varias veces antes de comenzar finalmente en agosto.

A primera vista, puede parecer una locura, emprender un viaje de 7.500 kilómetros en una furgoneta eléctrica que tiene un autonomía de 173 km  “Pero la autonomía no es un problema en absoluto”, dice Eusterholz. “Simplemente tienes que adaptarte”. Por lo tanto, organizó un total de 95 paradas de carga a lo largo del recorrido.

Utilizo estos descansos para su propio beneficio. “Reduces la velocidad, conduces de una manera más consciente y, al final del día, estás más descansado cuando llegas a tu destino”.

Los mejores momentos:

El viaje tuvo numerosos momentos destacados. Pero algunas cosas lo conmovieron especialmente. Llegar al Cabo Norte, por ejemplo, fue para él el momento más emotivo. Al llegar al destino del viaje de su padre después de un viaje que muchos pensaban casi imposible, llegó el momento en que vio el letrero del Cabo Norte al costado de la carretera que indicaba la entrada. Fue un momento en que se le puso la piel de gallina.

El momento más divertido fue  la serpenteante carretera de montaña Trollstiegen. Una de las rutas turísticas de Noruega. A veces de vía única, con una pendiente del 12% y dividida en once curvas cerradas, es muy exigente sin prácticamente ningún lugar para detenerse y mucho menos dar la vuelta en un vehículo de seis metros de largo. Comenzando en la parte inferior del Trollstiegen con una autonomía de 100 km, Eusterholz alcanzó la cima con 50 km de autonomía. Después de la gran bajada, la autonomía restante era nuevamente de 90 km cuando regresó al punto de inicio. Esta es una evidencia impresionante de cuánta energía se puede recuperar con el frenado regenerativo. “Como conductor de un vehículo eléctrico, rápidamente te familiarizas con esto.

La parte más pintoresca del viaje fue el archipiélago de Lofoten con su paisaje único y el viaje a lo largo de la Carretera del Océano Atlántico de más de ocho kilómetros con sus puentes que se ven y se sienten como una montaña rusa.

Los desafíos:

Naturalmente, en un viaje tan largo no todo es pintoresco y sencillo. En una ocasión, por ejemplo, llegó a la única estación de carga en muchos kilómetros de alcance. Y, por supuesto, como diría la Ley de Murphy, no funcionaba. En ese caso, la ayuda llegó de un asilo de ancianos, donde le dejaron usar un enchufe de pared.

El momento más frustrante llegó en un punto de carga en una estación de servicio donde el costo de carga fue cinco veces mayor que la tarifa habitual. Sin embargo, como era el único punto de recarga en toda la zona, lamentablemente no había alternativa.

El mayor desafío en la ruta, que había planeado solo con cierta anticipación, estaba en la zona más al norte. Ahí fue donde comenzó la zona de ‘Fast-Charger-Free’. En otras palabras, durante los últimos doscientos kilómetros solo hay unas pocas estaciones de carga de CA y solo se puede cargar con carga lenta. El proceso de carga tarda unas cinco veces más que con un cargador rápido.

El viaje en números:

Duración: 18 días
Distancia total 7.544 km
Viaje directo de ida: Hannover – Samsø – Cabo Norte 3.333 km
Paradas de carga: 95
Tiempo medio de carga: 90 minutos
Consumo: c. 25 kw / h por 100 km

Vehículo:
furgón e-Crafter
Potencia de salida: 100 kW / 136 PS
Par: 290 Nm
Capacidad de carga: 10,7 m3
Batería: 35,8 kWh

Módulo Camper: PlugVan Basic

¿Te ha gustado?

Pulsa en las estrellas para valorarlo!

Media 5 / 5. Numero de votos: 2

Sin valoraciones! Se el primero en valorar esta entrada.

¿Te ha gustado?

Siguenos!

Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

Ayúdanos a mejorar!

Cuéntanos cómo podemos mejorar esta publicación

Anterior

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies